Alternativas de trabajar por internet: escribir libros para Kindle

En el ultimo post os hablaba de creación de apps para móviles. Hoy quiero hablar de otra forma totalmente distinta de trabajar por internet: escribir libros para Kindle.

Amazon y Kindle no son tan conocidos en España y América Latina como en Estados Unidos, así que explicaré todo esto para principiantes.

Kindle libro digital

Amazon es la mayor empresa distribuidora de libros por Internet. Además de vender libros en papel, venden libros electrónicos que se cargan directamente a los dispositivos lectores de ebooks Kindle, también de Amazon, aunque también puedes tener el lector de Kindle instalado en tu ordenador o tablet.

La principal ventaja del mercado Kindle es que los autores pueden escribir libros y venderlos directamente con Amazon como único intermediario. Éste se lleva una parte del beneficio pero deja buenos márgenes al autor, que se olvida de editoriales.

Escribes tu libro en Word y en cuestión de días estás vendiendo. Si es bueno, ganas dinero y si no nada. (Actualización: gracias al amigo adoptivanet por sacar el tema: ni siquiera se necesita un ISBN).

Igual que comenté con las aplicaciones para móviles, éste también es un mercado ya muy competitivo.

Historias como la de Amanda Hocking han saturado un mercado que hasta entonces era más rentable. Los libros de romance paranormal (tipo Crepúsculo) de esta chica norteamericana fueron rechazados por muchas editoriales, así que la chica dijo: “bueno, al menos publicaré mis libros para Kindle”. Sin ningún tipo de marketing comenzó a conocerse de manera viral, vendiendo millones, y ganando millones.

Este tipo de historias desatan la fiebre del dinero fácil y han saturado el mercado del Kindle ya que las barreras de entrada son nulas. Cualquiera puede subir su libro (es muy fácil). Así aumenta la competición, se crea “ruido” y disminuye el valor percibido de los libros digitales en general.

Vamos, que hay tantos escritores compitiendo por vender que no es tan fácil sobresalir. Entonces, ¿qué hacemos?

La estrategia para trabajar por internet escribiendo libros para Kindle

Cuando el mercado está saturado, la alternativa es buscar nichos poco competitivos y rentables, y atenderlos.

Por ejemplo, ahora están muy de moda los libros de romance paranormal como comentaba antes, con vampiros, hombres lobo y todas esas criaturas poderosas que no pueden evitar enamorarse de chicas inocentes. Por lo tanto, hay más escritores compitiendo en ese “nicho”, mientras que otros temas como el romance futurista (ejemplo al azar) están más desatendidos.

No voy a decir que no escribamos libros para Kindle sobre vampiros si nos encantan, pero nos abriremos hueco y ganaremos dinero más rápido escribiendo romance futurista, si analizamos el nicho y vemos que es rentable.

Una vez que sepamos encontrar nichos, yo iría a por la estrategia de publicar muchos libros. No estoy aconsejando publicar muchos libros malos, tienen que ser buenos porque si no, los lectores pondrán malos comentarios y nadie comprará más. Pero sí que apuesto por calidad decente y mucho volumen.

Hay autores como James Patterson (novela de suspense) que se toman esto del volumen muy en serio. Tiene más de cien libros, muchos pre-escritos por coautores.

Él les da una líneas generales, el coautor hace el trabajo duro de escribir ante la hoja en blanco. Patterson después lo lee, revisa, reescribe con su estilo y lo publica bajo su nombre, ahorrando mucho tiempo en el proceso… ¡En 2011 publicó 14! Cuesta algo de dinero pagar al coautor, pero mirad si a Patterson le ha salido rentable: en 2010 “solo” ganó 84 millones de dólares. Evidentemente es un autor consagrado con décadas de experiencia.

Esta estrategia puede parecer súper extraña, sobre todo si no tienes ni idea o estás empezando como yo, pero si te quieres tomar en serio lo de trabajar por Internet escribiendo libros para Kindle a mi me parece una idea genial para tomar ritmo. Evita la parálisis ante la hoja en blanco y los libros quedan con tu toque, porque los revisas.

¿Cómo encontramos el nicho?

El análisis de mercado podemos hacerlo tan complejo como queramos. El método más sencillo es muy parecido al de las webs. Se trata de:

  1. Ver si hay gente interesada en libros sobre un tema.
  2. Ver si la competición es moderada.

Para el primer punto, como no hay nada así en Amazon, usamos la herramienta de análisis de palabras clave de Google AdWords o de pago como Market Samurai, para ver si hay búsquedas en Google, que al fin y al cabo es un reflejo de lo que le interesa a la gente. Tiene que haber suficientes personas interesadas. No es una regla absoluta, pero unos pocos cientos de búsquedas al día como mínimo.

Para conocer la competición, debemos buscar libros parecidos en la tienda Kindle de Amazon, ver qué lugar ocupan en el ranking, si venden bien, si hay lectores interesados, etc. También debemos comparar el libro que somos capaces de hacer con los libros que hay, para ver si somos capaces de aportar “algo más” que interese a la gente (más valor para el lector).

¡NO debemos cometer el error de meternos en un nicho con muy pocos competidores pero que tampoco le interesa a ningún lector! Por eso hacemos el punto 1.

Si el nicho tiene lectores interesados y dispuestos a gastarse dinero, y la competición no es abrumadora, es un buen nicho.

¿Ficción o no-ficción?

He puesto el ejemplo con ficción (novelas), pero en mi opinión la manera más fácil de atacar estos nichos es con la no-ficción.

Si prefieres trabajar por internet escribiendo ficción, adelante. La desventaja que le veo a la ficción es que depende de lo buen escritor que seas, cómo comuniques, cómo emociones, etc.

Sin embargo la no-ficción permite a más personas trabajar por internet escribiendo. El objetivo es resolver problemas y necesidades, ser de utilidad. Por ejemplo puedes dedicarte a escribir libros “Cómo hacer nosequé”, “Las claves para nosecuánto”, según los nichos que encuentres. En este caso, si el contenido es valioso y está escrito mínimamente bien, al lector le va a dar igual que uses un lenguaje brillante, él compra el libro por su utilidad.

De hecho, casi que se agradece un lenguaje cercano y sencillo en la no-ficción.

El caso español

Aunque no hay datos, he encontrado estimaciones de que en EEUU hay más de 20 millones de lectores Kindle, mientras que en España la cifra ronda los 500 000. Sumando los países de habla hispana saldrá una cifra mayor, pero se puede sentir la diferencia de escala.

Esto puede ser una ventaja y una desventaja. La desventaja es clara: menos gente, menos mercado, menos dinero. ¿La ventaja? Menos competidores.

En realidad la pregunta es: ¿la falta de competidores compensa el mercado tan pequeño?

Realmente no tengo respuesta. Mi intuición me dice que es mucho más difícil trabajar por internet en el mercado Kindle español, en el sentido de ganar mucho dinero, o al menos que dé para vivir. En cambio en EEUU he leído bastantes casos de gente ganando miles de dólares al mes sin ser súper ventas.

Ideas para compensar las deficiencias del mercado español

Sobre todo para los que os guste escribir, creo que no está nada mal trabajar por internet escribiendo para Kindle y ganar $6000 al mes, unos 5000 €, con la flexibilidad de horario que conlleva. La cifra es arbitraria, puede ser mucho más o mucho menos, pero puede ser, repito, sin ser un escritor súper ventas.

Si empiezas a “crear palanca”, contratar coautores, crear imagen… con esfuerzo puedes no solo trabajar por internet sino forrarte en internet. Como cualquier negocio.

Pero como he dicho, el mercado español parece, al menos así de primeras, un poco reguleras… Aunque si me decido a escribir un libro también lo haré en español, creo que se pueden conseguir mucho más con algo más de trabajo, publicándolo en inglés.

Tenemos varias alternativas, por coste en tiempo y dinero:

  • Sabemos inglés y confiamos en nuestro nivel: traducimos nuestro libro y voilá, para Kindle. Coste en dinero: cero. Coste en tiempo: alto.
  • Sabemos inglés pero no confiamos en nuestro nivel: traducimos a lo cutre nuestro libro y contratamos una revisión gramática. Coste en dinero: medio-bajo. Coste en tiempo: medio-alto.
  • No sabemos inglés o no queremos perder tiempo: contratamos traducción. Coste en dinero: medio-alto. Coste en tiempo: lo que tarde el traductor, para nosotros bajo.

No he puesto costes “altos” porque en webs como Elance y oDesk se pueden encontrar profesionales con buena relación calidad-precio, o incluso si se lo pides a algún conocido puedes ahorrarte mucho.

En resumen

Se puede trabajar por internet escribiendo libros para Kindle. De hecho, parece que se puede ganar mucho si se siguen unas pautas que os iré contando. Es muy recomendable buscar nichos rentables y escribir para ellos. En caso de que tire mucho para atrás el mercado español o de que no dé buenos resultados, no es complicado publicar en inglés.

Ahora mismo no voy a publicar por falta de tiempo, pero antes o después quiero hacerlo porque me parece una manera muy divertida y satisfactoria de ganar dinero en internet, por eso quería compartirla con vosotros.

Además de por el gusto de saber que tienes un libro ahí fuera para que la gente lo disfrute, si se toma en serio puedes realmente convertirlo en tu manera de trabajar en internet, desde casa, a tu ritmo.

¿Os veis con la disciplina para trabajar por internet escribiendo? ¿Os parece una buena alternativa en estos tiempos de crisis? Dejad vuestra opinión abajo en los comentarios.

Las 7 Formas de Trabajar por Internet

Hasta ahora he hablado de algunas formas de trabajar por internet, pero un poco sobre la marcha para comentar lo que voy haciendo, así que me gustaría dar un repaso a las distintas maneras que hay de trabajar por internet para explicar en qué consisten y sus pros y contras.

Ganar un Dinero Extra

En realidad, maneras de ganar dinero en internet hay tantas como negocios se te ocurran, depende de tu creatividad y de que vayas conociendo este medio, pero voy a intentar daros una lista que englobe a los métodos que podemos usar para trabajar por internet o ganar un dinerín extra.

El criterio de la lista es un poco arbitrario y basado sobre todo en mi experiencia, más que nada para aclararos si os interesa trabajar por internet. Muchas veces uno conoce este mundillo por otra persona y solo piensa en su manera de ganar dinero en internet, pero hay muchas más y por eso este post. Podemos ganar dinero con estrategias muy distintas según nuestros gustos. Por ejemplo si recordáis el post de trabajar por internet escribiendo libros para Kindle, expliqué varios métodos. Igual no te llama mucho escribir pero cuando descubres otras formas de hacerlo te encanta. Veamos esa lista.

Siete Maneras de Trabajar por Internet

1. Cutreces

Empiezo fuerte. Con “cutreces” me refiero a métodos que apenas dan dinero. La mayoría de estos métodos son muy populares porque es muy fácil ganar dinero con ellos, no requiere preparación y te puedes poner ahora mismo… Lo malo (malísimo) es que la cantidad de dinero que se gana para el tiempo invertido es ridícula.

Son cosas como resolver captchas, hacer click en anuncios, abrir emails y un sinfín de pérdidas de tiempo que pagan una miseria.

A veces estos sistemas son multinivel; es decir, te llevas un pequeño porcentaje de lo que gana cada persona que invitas a trabajar como tú. Si esa persona también consigue a otros, ganas más y así hasta cierta profundidad. Algo mejoras así, aunque “un poquitín más que muy poco” sigue siendo muy poco…

En resumen, estos métodos solo los usaría si necesitara algo de dinero de inmediato y no me importara vender mi tiempo por muy poco beneficio. NO los usaría si quisiera trabajar por internet, aunque viene bien saber que existen y por eso los incluyo.

2. Ser empleado/PROFESIONAL INDEPENDIENTE por Internet

Ahora no hablamos de hacer algo que puede hacer un niño de 7 años como en el punto anterior, sino de trabajar por internet haciendo algo en lo que somos buenos.

Puedes dedicarte a cualquier cosa en la que seas un experto, desde dar entrenamiento personal de cualquier tipo a realizar proyectos de desarrollo, programación, traducir, escribir… Las posibilidades son infinitas.

Esto se puede hacer de muchas maneras. De la manera tradicional en bolsas de trabajo, relacionándonos en foros y blogs de nuestra especialidad, creando un blog o web donde nos promocionamos, u ofreciendo nuestros servicios en webs como oDesk, Freelancer y Elance para realizar los proyectos que otra gente necesita.

Una alternativa no demasiado rentable pero muy curiosa es Fiverr, una web de momento solo en inglés pero que en estos tiempos imagino que tendrá un éxito brutal. Mirad que tipo de cosas ofrece la gente a partir de 5 dólares (1 dólar se lo queda fiverr):

Te meas. La verdad es que no es muy rentable pero como alternativa temporal y para que te vea mucha gente me parece muy original y útil.

Lo malo de los métodos 1 y 2 es que vendes tu tiempo y desaprovechas uno de los grandes beneficios que nos ofrece trabajar por internet: la automatización del trabajo; es decir, currar duro al principio porque luego el sistema funciona solo.

3. GANAR DINERO CON PUBLICIDAD

Este sistema consiste en crear contenido interesante: webs, blogs, artículos, música, vídeos, dibujos, apps… para que nos paguen por poner publicidad donde tenemos ese contenido. Cuantas más visitas tengamos y mejor focalizadas estén, más ganaremos.

Por ejemplo, podemos tener un blog con muchas visitas y poner publicidad, hacerte partner de Youtube y subir vídeos interesantes, o escribir artículos en sitios que pagan una parte de los ingresos por publicidad, como InfoBarrel (en inglés).

Estos métodos no me gustan especialmente; sin embargo hay gente que gana mucho dinero así y tengo pensado hacer pruebas con Adsense, además de que tenemos publicidad en algunas de nuestras apps. Yo no intentaría trabajar por internet solo haciendo esto, lo consideraría un extra.

Digo esto porque nunca estás en control, la empresa de publicidad es la que decide cuánto te paga, y suele ser complicado ganar mucho dinero así. Los beneficios por publicidad suelen ser bajos por distintos motivos. Además del hecho tan simple de que te curras contenido interesante, por ejemplo un blog sobre cómo cuidar perros, para enviar a tus visitantes fuera de tu blog cuando hacen click en los anuncios, en lugar de ser tú el que vende algo interesante en tu propio blog, como veremos ahora.

En resumen, como manera “definitiva” de trabajar por internet no me parece bien, pero si tienes algún “activo” (blog, vídeos en YouTube, etc. etc.) que no desentone con un poco de publicidad (no pongas publicidad en un blog sobre lo mala que es la publicidad ), te animo a que lo aproveches para ganarte un dinero extra (que puede ser bastante si lo haces bien) todos los meses prácticamente sin hacer nada aparte de mantener ese “activo”.

4. programas de afiliados

Aquí el bocado es más jugoso. Estamos hablando de VENDER los productos y servicios que han creado otros. El dinero está en las ventas. Cuanto más valor aporte esa venta al cliente, más ganarás. Realmente la mejor opción es la del próximo punto, vender TU producto, pero aquí ya tenemos un cambio de concepto importante con respecto a la publicidad. Mucha gente confunde esto con hacer publicidad, pero es distinto. Con los programas de afiliados eres más bien un agente de ventas a comisión.

Lo bueno de la publicidad es que no tienes el trabajo de crear un producto de calidad, pero lo malo es que la venta se la llevan ¡otros! (los que han pagado por la publicidad).

Los programas de afiliados tiene lo mejor de los “dos mundos”. Por un lado, no te rompes la cabeza creando el producto, y por el otro, te llevas un porcentaje directo (que suele ser alto) del precio de venta. Además no te ves obligado a ofrecer servicio de atención al cliente ni cosas así, porque es la empresa la que ha creado el producto, no tú.

Si eres muy emprendedor NO me parece la mejor opción a largo plazo. Aunque se puede ganar mucho, siempre se puede ganar más si eres el que crea y controla la empresa que si eres un “vendedor” de la empresa. De todas maneras eso es una decisión personal según el riesgo, la inversión y el beneficio que esperemos y me parece una manera genial para trabajar por internet.

Yo ahora mismo soy afiliado de webcams para adultos como comenté en los primeros posts, y tengo pensado hacerlo con otros productos. Ya os iré comentando cómo lo voy haciendo y los resultados. La variedad de productos que se pueden promocionar es increíble, incluso hay mercados como ClickBank donde uno se puede afiliar a infinidad de productos o buscar afiliados para que vendan nuestros productos, lo que nos lleva al siguiente punto.

5. Crear y vender tus propios productos

Si ya tenemos claro que queremos trabajar por internet vendiendo “algo”, la mejor opción es crear uno mismo sus propios productos. Ese proceso de creación es precisamente lo que tira para atrás a mucha gente, pero a cambio se gana mucho control. Además crear un producto no significa estar con el pico y la pala (o el ordenador programando), se puede pagar a alguien para que haga el trabajo “sucio”.

Producto puede ser cualquier cosa que interese a alguien, por ejemplo:

  • un ebook, revista, audiobook o guía en vídeo sobre un tema que dominamos.
  • escribir libros electrónicos para Kindle. Lee mi post sobre trabajar por internet escribiendo libros para Kindle.
  • una aplicación para móvil. Lee mi post sobre trabajar por internet desarrollando aplicaciones para móviles.
  • un disco.
  • videos y fotos porno que grabamos y vendemos en nuestro sitio web.
  • una página web que creamos (o compramos barata), mejoramos y vendemos.
  • un programa informático o juego que desarrollamos.
  • etc.

Si eres tú el dueño del producto que vendes, del proceso, de la empresa… eres tú quien decides cómo es el producto, a quién se lo vendes, tu estrategia de márketing, el coste y el precio de venta… vamos, todo, hasta lo que pagas a tus afiliados si es que los tienes . A algunas personas esto les puede parecer un coñazo pero a otros precisamente es lo que les motiva, y pienso que si quieres ganar dinero A LO BESTIA, de verdad, necesitas este tipo de control.

6. Crear y Ofrecer un servicio

Ofrecer un servicio es básicamente lo mismo que el punto anterior, pero quiero diferenciarlo en el sentido de que no es algo que creas una vez y hasta luego, sino que ofreces y mejoras de manera continua, y normalmente cobras a tus clientes de manera recurrente por cada transacción o mensualmente, por ejemplo.

  1. Cobrar por transacción. De esta manera, ofreces un servicio y cada vez que un cliente lo usa cobras una cantidad, proporcional o no. Por ejemplo PayPal cobra una parte fija y otra porcentual por cada movimiento de dinero que realizas. iTunes y la AppStore de Apple ganan un porcentaje de cada venta que se realiza con su servicio. Podemos englobar los sistemas que nos permiten cobrar por transacciones en:
    • Comercio electrónico y distribución: como eBay.
    • Brókers: como PayPal o Elance, que comentaba en el punto 2.
    • Publicidad: como Adsense de Google que se queda una parte de lo que pagan los anunciantes.
    • Desfragmentación de mercados: ponen en contacto productores y clientes en mercados fragmentados, por ejemplo, dibujantes (productores) y personas que necesitan dibujantes (clientes).
  2. Cobrar por suscripción. En este caso ofreces un servicio pero cobras una cuota mensual, anual (o como sea) por usarlo. Podemos englobar estos sistemas en:
    • Acceso a datos/contenido/información. Es decir, tienes un blog privado, música, dibujos, datos… algo interesante para alguien y los usuarios te pagan regularmente para acceder.
    • Acceso a software. Las posibilidades son infinitas, desde cuentas de email premium hasta sitios para ligar, pasando por servicios de análisis de tráfico web.

7. Crear un recurso VALORADO POR TRÁFICO

Esto no es tanto trabajar por internet sino crear un activo. Creo que es el más complicado de planear, pero igual me equivoco. Desde luego no abunda, y si sale bien el beneficio es meteórico. No bueno, ni genial, ni increíble: meteórico.

Internet tiene el poder intrínseco de atraer la atención de miles, a veces millones de personas hacia un mismo sitio. Si consigues crear y hacer muy popular una red social, una app para móvil, página web, blog… cualquier recurso que atraiga la atención de millones de personas, aunque sea gratuito y no tengas nada de beneficio, ese activo que has creado estará valorado en millones.

Lo repetiré porque es la clave: crea algo y consigue que afecte a millones de personas.

Twitter por ejemplo al principio no tenía publicidad, como Facebook; sin embargo ya estaba valorado en millones. ¿Qué modelo de negocio tiene? Ni idea. Vamos, yo lo veía y pensaba “¿de dónde sacarán el dinero para mantener esto?” Imagino que serán inversores privados, porque se ha convertido en un recurso para millones… y por eso vale millones.

De hecho esa es la estrategia que siguen muchos (aunque no tiene que ser la única): ofrecer el recurso gratis para favorecer su expansión y una vez que hay muchos usuarios, vender (liquidar) el negocio por una buenísima cantidad o comenzar a rentabilizarlo de alguna forma.

Resumiendo y aclarando

Aunque a veces se encuentran solos, estos métodos para trabajar por internet se mezclan unos con otros y así se potencian entre ellos. Por ejemplo:

  • una empresa que ofrece un servicio puede tener un blog (de hecho ocurre mucho). En ese blog puede tener publicidad o no (también ocurre).
  • una empresa puede desarrollar aplicaciones para móvil gratis, con o sin publicidad, y además vender aplicaciones. De hecho en Three Monkeys Apps hacemos eso.
  • un bloguero con un blog gratis (con publicidad) cobra una suscripción mensual por acceso a contenido premium, y también puede cobrar por horas por consultarle directamente. De hecho conozco a varios que hacen eso.

Creo que he metido todas las maneras de trabajar por internet que conozco, como poco he dado un buen repaso por si estás interesado en trabajar por internet a tiempo completo o ganarte un dinerillo extra.

A mucha gente le dices que trabajas en internet y te miran como si fueras un mono verde. Si te lo dicen a ti ya tienes este post para aclarárselo .

Bueno, me despido a dormir. Si te ha gustado el post te agradecería que lo compartieras en las redes sociales, que he puesto los botones bien gordos para que se vean. Y si tienes alguna duda, comentario o sugerencia no te cortes y déjamelo aquí abajo, que no es una molestia sino todo lo contrario! ¡Te lo agradecería un montón!