Como despedir a un empleado



Una de las decisiones más difíciles que debe tomar un ejecutivo es la de despedir a un empleado. Además de tomar una determinación definitiva, el acto de despedir a una persona puede conllevar a una situación emocional fuerte, donde el empleador o jefe de área debe saber sobrellevar.

¿Cómo enfrentar esta situación? Pese a que el acto de despedir a un colaborador es un momento difícil para ambas partes, existen formas en la que tus palabras y la manera de comunicar esta mala noticia haga que no se escuche tan duro. ¿Cómo hacerlo? A continuación te entregamos 8 para afrontar esta difícil situación.

1. Hazlo tú y no terceros
No solicites que otras personas despidan a tu colaborador directo, ya sea Recursos Humanos o tu jefe directo. Es un momento sensible, por lo que debe hacerlo la persona que tomó la determinación.



2. Es mejor hacerlo a comienzos de semana
Despedir a un empleado a comienzos de semana permite que la persona tenga la oportunidad de buscar nuevos horizontes desde ya. Si se hace un viernes, el colaborador tenderá a deprimirse durante el fin de semana.

3. Busca un lugar adecuado
Que el lugar escogido sea lo más privado posible. Lo más probable es que en ese momento la persona se sienta humillada y no va a querer que sea vista por sus demás compañeros.



4. Demuestra seguridad
Sé firme. Cualquier titubeo dará paso para que tu colaborador ponga en cuestión tu decisión.

5. Sé breve
Da las razones del despido brevemente. Explica que la decisión ya fue tomada y no hay vuelta atrás. Recuerda, mientras más se hable de las causas, más estrés generarás al involucrado. Si el empleado acepta tus posturas, ahí podrás ahondar las causas y escuchar su percepción respecto al tema.

6. Resalta las cosas buenas y haz ver los aspectos negativos
Si tu colaborador acepta de buena forma la noticia, destácale los aspectos positivos de su trabajo y coméntale qué cosas debe cambiar, como consejo para que mejore profesionalmente.

7. No te comprometas con lo que no puedes cumplir
Si tu empleado te pide quedarse unos días más, o te solicita una carta de recomendación, no te comprometas si no lo vas a hacer. No digas sí, sólo por el momento de nerviosismo.

8. Sé paciente
Lo más probable es que durante ese momento el empleado se sienta confundido y piense mil cosas a la vez. Ya sea, en porqué los están despidiendo, si es justo o no, cómo va a ser su futuro de ahora en adelante, etc. Sé paciente y repite la información si es necesario.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *