¿Cómo lograr que el 2018 sea el mejor año de tu negocio?



A esta altura ya debes sentir lo que está sucediendo. Todo el entusiasmo que tenías cuando terminaste el año anterior y definiste tus objetivos y resoluciones del año nuevo, empiezan a perder fuerza. Vuelves de vacaciones, comienzas la rutina, tus viejos hábitos y todo con lo que soñaste vuelve a parecer lejano, postergable, un deseo que era súper interesante pero que quedó atrás…

Pero, ¿es realmente así?  Yo creo que el problema no es que tus sueños no son lo suficientemente fuertes e importantes para atraerte hacia ellos, sino que tu rutina, tus hábitos, tu día a día conspira contra el cambio y contra lo que tienes que hacer para lograrlos. Porque, y esto ya lo debes haber percibido también, desear algo mucho, mucho, muchísimo, no es suficiente. Tienes que hacer algo para lograr lo que deseas.

Y ahí se plantea el nuevo problema. ¿Qué? ¿Qué hacer? ¿Qué hacer diferente de años anteriores para poder lograr lo que verdaderamente es importante para ti en este nuevo año? Aquí es donde voy a ayudarte hoy, y voy a enseñarte mi método personal para que puedas copiarlo y aplicarlo, y así aprendas:



¿Cómo lograr que el 2018 sea el mejor año de tu negocio? (hasta ahora…)

Paso # 1 – Define lo importante de este año para ti
Te invito aquí a desterrar todos aquellos deseos que simplemente están obsoletos en tu vida, o le pertenecen a alguien más, o son los famosos “debería” (…debería perder peso, debería tener más ingresos, debería cambiar el auto, debería hacer más ejercicio) e indagar en lo que realmente es importante para ti. No es que estos deseos no sean buenos para ti, pero es que si no son tu prioridad y no nacen “de adentro” finalmente no harás más que forzarte y no terminarás haciéndolos.  Entonces, ¿Cómo lograrlo? ¿Cómo definir lo que sí es importante para ti? Aquí tienes un par de preguntas poderosas que te ayudarán para encaminar este punto:

¿Cómo me quiero sentir durante todo este año? ¿Qué es lo más importante para mí, lo más valioso que quiero sentir durante este 2018?

A mí me gusta comparar este tipo de planes con las vacaciones. Será porque es uno de los pocos planes que las personas hacemos. De hecho, algunas personas le ponen más énfasis a planificar sus vacaciones que a planificar su carrera o su propia vida.



Así que, usando la metáfora de las vacaciones, lo que te estoy invitando que hagas sería definir cómo querrás sentirte en esas vacaciones…. Si querrás descansar, sentirte tranquilo, en paz, reconectarte con la naturaleza, o por el contrario vivir la aventura, sentir adrenalina, etc. ¿Vas entendiendo la idea? Seguro que sí… sigamos.

No te quedes con una sola respuesta. Normalmente las personas no queremos solo una cosa (aunque en lo más profundo sí es así) y es bueno que le pongas distintas palabras a lo que es valioso para ti. Aquí algunos ejemplos para que te inspires: con más libertad, con más flexibilidad, reconocido, conectado con, orgulloso de, satisfecho por, realizado en, etc.

TIP adicional: una técnica que funciona muy bien para mí y que siempre recomiendo a mis clientes es una estructura de apoyo que actúe como un recordatorio de la motivación en momentos difíciles. La mayoría de las personas somos preponderantemente visuales así que una fotografía de lo que para ti representa ese valor que has mencionado antes será ideal. Si no tienes una foto, puedes armar una o incluso hacer un collage o un dibujo. Lo importante es que, cuando veas esa imagen, te recuerdes que así te quieres sentir y tengas la motivación para así salir de la dificultad momentánea y continuar con tu plan hacia tus sueños.

  • Paso #3 – Define los recursos para cumplir tu objetivo
    Aquí es muy fácil quedarse en lo más obvio. Hablas de recursos y piensas en si necesitas dinero, a lo mejor tiempo y con suerte piensas en si vas a tener la disposición física y mental para hacerlo. Y ahí te quedas. Pero recursos es todo aquello que te ayuda, te “apalanca” así que aquí la pregunta poderosa es:

    ¿Qué necesito para lograrlo?

    Si volvemos a la metáfora de las vacaciones no se trata sólo de qué vas a empacar en tu bolso de viaje, sino también cómo vas a lograr que ese viaje suceda y te sientas como habías planeado. En primer lugar, qué vehículo vas a utilizar. ¿Vas en avión? ¿Vas en auto? ¿Cuál es el vehículo más adecuado para llevarte a ese destino?

    Cuando hablas de tu negocio vuelves a pensar en dinero, tiempo y a lo sumo personal cuando piensas en recursos. Pero aquí es donde tienes que aprovechar toda tu creatividad para descubrir qué otras cosas necesitas para lograr tus objetivos. ¿Necesitas concentración para escribir un libro y entonces te vendría bien separar 1 hora al día, libre de cualquier reunión o interrupción, para avanzar con tu libro? ¿Necesitas más organización para armar ese curso o diseñar ese nuevo servicio para tus clientes? ¿Necesitas ayuda de un mentor para definir qué tipo de clientes te convienen y así poder subir tus tarifas para ganar más libertad en tu negocio? ¿Necesitas más información para tomar mejores decisiones en tu negocio?

  • Paso #4 – Define tu mapa de ruta
    Ya lo hemos conversado antes, si no tienes un plan de acción difícilmente logres tus objetivos. Así sucede con tus vacaciones, ¿verdad? Si no sabes cómo ir a este nuevo lugar, si no tienes un mapa o el GPS de tu auto, no sólo no vas a llegar sino que la pasarás muy mal durante todo el trayecto.Pregúntate:

    ¿Cómo voy a lograrlo? ¿Cómo voy a lograr llegar a  … (tener menos clientes que paguen más, ampliar mi portafolio de servicios, escribir un libro, etc)?

    Nuevamente, uno de tus recursos más valiosos será la creatividad y el poder de reflexionar que tengas para armar el camino a tus objetivos. Un plan de acción, con actividades y tareas concretas que llevarás adelante para lograr tu objetivo no se hace en 10 minutos, pero es lo que te ayudará a ponerte en marcha. Sino, no sabrás cuál es el primer paso a dar.

    Hay un dicho muy gracioso e interesante que siempre surge cuando hablamos de metas y especialmente de grandes metas…. Dice así: “¿Cómo te comes un elefante? Pedazo a pedazo…” Así que no importa qué tan grande sea tu objetivo, si es realista y puedes alcanzarlo, sólo lo harás pedazo a pedazo, parte por parte.

    Claro, si ya lo has intentado antes y ciertos objetivos te son muy esquivos o tienes dificultades para tener constancia y organización (recursos que son fundamentales en cualquier disciplina!), o bien no tienes tiempo que perder y no quieres estar constantemente a prueba y error, puedes considerar la ayuda de un coach o mentor (especialmente dependiendo del objetivo que tengas). Sería no sólo como comprar un GPS o un mapa que ya sabes que te dice exactamente cuál es el camino a transitar, donde parar, donde descansar, donde ir a 60km por hora, etc, sino también te acompaña durante el viaje como un guía turístico que te va contando qué está sucediendo a tu alrededor, cómo evitar las zonas pedregosas y qué hacer cuando no puedas evitarlas.

  • Paso #2 – Elige los objetivos o metas que te harán vivir ese sentimiento
    Siguiendo con la metáfora de las vacaciones, sería preguntarte qué lugares o qué actividades en vacaciones me harán sentir así. Si quieres sentirte conectado con la naturaleza y en paz, es probable que un paseo en el campo pueda ser el objetivo correcto. Pero no lo será si lo que quieres es vivir adrenalina y aventura.Las preguntas poderosas que aquí te ayudarán son:

    ¿Qué cosas que yo puedo hacer me harán sentir así?

    ¿Qué puedo hacer para sentirme así?

    Allí donde yo digo “así” tú debes poner lo que has descubierto en el punto anterior.  Por ejemplo, ¿qué cosas que yo puedo hacer me harán sentir… más libre, más conectado con la naturaleza, más seguro, más reconocido, etc?

    ¿Algunos ejemplos? Si por ejemplo has decidido que este año quieres sentirte más reconocido en tu mercado, tal vez puedas plantearte escribir un libro. Ahora, si lo que buscas es más libertad, probablemente escribir un libro te tomará mucho tiempo y no sea el objetivo correcto.

    Otro ejemplo de una incongruencia que sucede muy a menudo… si lo que quieres es sentirte más libre en tu negocio, no parece un objetivo muy adecuado el tener más clientes. Sin embargo, muchas personas se proponen ese objetivo…. Y con razón luego les cuesta cumplirlo.

    ¿Te das cuenta la importancia de definir primero lo que para ti es importante y lo que está más allá de lo que quieres hacer? Una vez que has definido cómo te quieres sentir, luego es más sencillo elegir los objetivos congruentes con ese deseo. Al revés es como vienes haciéndolo hasta ahora, ¿verdad? Ahí tienes la razón por la cual te cuesta tanto lograr tus objetivos del año

    TIP adicional: estas cosas te tienen que entusiasmar! Sino, sigue buscando qué otras cosas te pueden hacer sentir así. No hay respuestas correctas o incorrectas. Tú eres único, tu negocio debe ser único y así lo serán tus objetivos en función de tus valores.

    • Paso #5 – Define cómo vas a asegurarte que vas por el camino indicado
      Uno de los errores más comunes de quienes definen objetivos y arman un fantástico plan de acción, es que se olvidan de controlar que siguen por el camino indicado. Es bastante común que te desvíes de tu plan sin querer (o queriendo!), que te desenfoques, te demores más tiempo que el que deseabas en llegar o hasta te confundas y te sientas un poco perdido. Pero, ¿cómo vas a retomar si no chequeas dónde estás?Pregúntate:

      ¿Cómo voy a medir mi avance?

      ¿Cómo me voy a asegurar que voy por el camino correcto?

       

      Si cuando sales de vacaciones sólo miras el mapa al comienzo del viaje y luego nunca más (y por supuesto no estás familiarizado con la ruta), tienes altas chances de perderte. ¿Cuándo vas a darte cuenta? ¿Cuándo llegues a otro destino? Seguramente en tus viajes tienes una tendencia a mirar el mapa cada tanto tiempo o cada tanta distancia recorrida. También miras el mapa cuando descubres que la ruta por la que habías decidido ir está bloqueada por un accidente o porque la están arreglando. Tienes que mirar el mapa para retomar y pensar por dónde irás ahora.

      Lo mismo sucederá en tu negocio, tienes que mirar tu mapa y controlar cómo vas durante el trayecto. Yo recomiendo a mis clientes hacer mediciones mensuales, trimestrales y anuales. Las métricas serán las que tú consideres que marcarán los logros (cantidad de clientes, ingresos totales, ingresos por cliente, horas trabajadas son sólo algunas de las más comunes, pero tú puedes definir los indicadores que más cuadren con tus objetivos). Uno de los primeros objetivos que trabajamos con una de mis clientas, lejos de ser incrementar sus clientes o sus ingresos, había sido equilibrar más su vida personal con el negocio y así ganar más flexibilidad y disfrute. Para ello, ella planificó medio día libre por semana, y al llegar el fin de semana lo controlaba. Si lo había logrado, se felicitaba. Sino, planificaba que el mediodía libre de la próxima semana era inamovible porque tenía que compensar por dos. Así es como logró hacerlo. ¿Qué hubiera pasado si llegaba a fin de año y se daba cuenta de que nunca había podido tomarse esta libertad? O lo que es peor… ¿Qué hubiera pasado si ni siquiera sabía cuándo lo había conseguido y cuándo no?

       

      TIP adicional: elige una forma de festejar una vez que pasas por un punto de control y has logrado el objetivo deseado. No es necesario que hagas una fiesta para 50 personas (o sí, tú lo dirás) pero lo importante es que tengas un pequeño festejo para decirte a ti mismo “Esto es porque yo lo he conseguido!”… No sólo funcionará como una “palmadita” por lo que has conseguido, sino que también será una gran motivación para seguir en la carrera.

     

    Ahora quiero saber más de ti, ¿qué objetivos te has planteado para este 2018 para que sea un gran año en tu vida y en tu negocio? Considerando estos 5 pasos que te enseñé hoy…. ¿Qué cambios harás en tus objetivos o en tu plan de acción para incorporar lo que aprendiste? Me encantaría conocer tu opinión! Escríbeme en la caja de comentarios que tienes al final de esta página.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *