Diez preguntas clave que el inversor hará sobre tu proyecto



La presentación de nuestro proyecto empresarial ante un inversor suele ser una de las situaciones que más ansiedad genera entre los emprendedores.

Aunque seguro que ya tienes una buena presentación preparada que captará su atención y un consistente plan de negocio, existe una fase de la ronda de financiación que suele resultar difícil de preparar y que da la sensación de quedar fuera del control del emprendedor, las temidas preguntas del inversor.

Si un inversor realiza muchas preguntas en una ronda de financiación es que está interesado en vuestro proyecto, así que recordad que las preguntas son una buena señal, y que probablemente el inversor no quiera perder el tiempo preguntando sobre un proyecto que no le resulte interesante.



¿Qué preguntas puede hacerme un inversor en una ronda de financiación?

Aunque es cierto que no todos los proyectos son iguales y que pueden surgir dudas muy concretas relacionadas con características exclusivas de cada proyecto, en general la mayoría de los inversores tienen muy claro una serie de aspectos clave que consideran imprescindibles para el éxito del proyecto, y que todo emprendedor deberá saber solventar.



  1. ¿Quiénes son vuestros clientes? ¿Cómo es el mercado?

En la respuesta a esta pregunta se debe reflejar que no sólo conoces quiénes son tus clientes, sino que también has analizado el mercado con el que vas a trabajar y que éste representa un nicho lo suficientemente grande como para ser explotado.

  1. ¿Qué problema de vuestros clientes resolvéis?

Es importante demostrar que nuestro producto o servicio cubre una necesidad real del mercado, y que por tanto existe un nicho de usuarios dispuestos a pagar por solventar ese problema con nuestro producto.

  1. ¿Cómo vais a conseguir clientes?

Es necesario poder mostrar al inversor la estrategia de captación de clientes  que estáis desarrollando y apoyar con datos de adquisición de clientes el buen funcionamiento de ésta, así como demostrar que se trata de un proyecto escalable.

  1. ¿Quién es el equipo promotor? ¿Por qué sois los mejores?

Para el inversor conocer quiénes son los promotores del proyecto, qué experiencia anterior tienen y sobre todo contar con un equipo equilibrado, son aspectos fundamentales. Para muchos inversores es de mayor importancia el equipo de trabajo que el propio modelo de negocio.

  1. ¿Cuál es el modelo de ingresos del proyecto empresarial?

Si no existe una sólida estrategia de monetización es poco probable que el inversor considere el proyecto viable.

  1. ¿Cuál es vuestra propuesta de valor añadido? ¿Qué os diferencia de la competencia?

Esta es una buena oportunidad para demostrar cómo de diferente es vuestro producto o servicio respecto a otras soluciones del mercado. Debéis ser capaces de crear un modelo de negocio con unas características únicas y que no sean fácilmente copiables por la competencia, como por ejemplo gracias a una innovación técnica o un determinado know-how.

  1. ¿Cuáles son las previsiones económicas?

Los inversores son conscientes de que lo que se les presenta son unas previsiones, y por tanto toman estos datos con cautela, sin embargo sí que se fijan en la coherencia de los datos presentados y su sostenibilidad.

  1. ¿Cuáles son los riesgos de esta inversión?

Contestar a esta pregunta diciendo que no existe ningún riesgo nos puede parecer una buena forma de mostrar confianza en nuestro proyecto empresarial, sin embargo el inversor solo verá un pobre análisis de la situación y datos alejados de la realidad. Conocer y analizar detalladamente los posibles riesgos es la única forma de poder evitarlos.

  1. ¿Cuál sería Roadmap de la empresa tras la inversión?

Es decir cuánto dinero necesitas, cómo lo vas a usar y cuáles son los hitos empresariales que pretendes alcanzar con esta inyección de capital. El inversor necesita saber que la financiación que solicitas no sólo está justificada sino que estará bien gestionada.

  1. ¿Cuál es la estrategia de salida para el inversor?

Esta pregunta es clave para el inversor, ya que con ella quiere saber cuándo y cómo va a recuperar su inversión y cuáles van a ser sus beneficios. Aunque estos datos estén basados en una previsión, deben aportar confianza al inversor y estar sustentados bajo una perspectiva realista y sostenible



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *