El valor de las acreditaciones internacionales



La acreditación de un MBA es un “sello internacional de calidad” para los programas impartidos por las escuelas de negocio. Se constituyen en un referente de calidad académica tanto para los profesionales que buscan un máster de excelencia como para las empresas que buscan perfiles directivos. Existen tres acreditaciones internacionales que compiten por el liderazgo de este mercado: la europea EQUIS, la británica AMBA y la estadounidense AACSB.

 acreditaciones-internacionales

EQUIS

La European Quality Improvement System (EQUIS) es la más joven de las tres (fue creada en 1997) y cuenta con 111 escuelas de 33 países.

Para acceder a esta acreditación, una escuela de negocios debe estar reconocida por las autoridades de su país de origen, tener una adecuada organización y una presencia sustancial en posgrados de formación ejecutiva, disponer de recursos necesarios para proveer de una alta calidad de la enseñanza, profesores altamente cualificados y una selección exhaustiva de estudiantes con criterios de máxima capacitación.

El proceso de acreditación requiere una solicitud formal previa (Formal Application) y un informe de autoevaluación. Luego, un equipo de revisión internacional confirmará la veracidad de los datos. Finalmente, el Organismo de Deliberación EQUIS (EQUIS Awarding Body) decidirá otorgar la acreditación o rechazará la candidatura.

AMBA

La Association of MBAs (AMBA), con sede en Gran Bretaña, cuenta en la actualidad con 143 miembros de 68 países.

Es, tal vez, la más atípica de las tres, ya que es la única asociación que no acredita escuelas, sino específicamente programas, tales como MBAs, DBA (Doctorates in Business Administration) y MBM (Masters in Business and Management).

Para obtener una acreditación AMBA, las escuelas de negocios deberán aportar información que demuestre la solidez institucional de la escuela, como por ejemplo, su misión y estrategias, así como opiniones contrastadas de las empresas reclutadoras, o su viabilidad financiera.

Los alumnos, por su parte, deberán tener una experiencia mínima de 3 años, y la escuela tendrá que aportar pruebas del rigor en la selección de un grupo de al menos 20 matriculados por año. El currículo académico deberá cubrir todas las disciplinas consideradas esenciales en este tipo de programas, incluidas asignaturas novedosas como ética o asuntos sociales. Las asignaturas deben garantizar una carga lectiva de 500 horas, con un plazo de hasta doce meses para completarlo.

Por último, el programa deberá incluir exámenes individuales, de rigor intelectual, y se valora la innovación en los métodos docentes.

AACSB

La Association to Advance Collegiate Schools of Business (AACSB) es la más antigua de los tres organismos acreditadores y la que más miembros acreditados reúne: más de 550 instituciones entre escuelas de grado y posgrado. Tiene dos tipos de acreditaciones: una dirigida a programas de contabilidad avanzada y otra, dirigida a escuelas de negocio y programas MBA.

La AACSB impone estrictas disposiciones en relación a contenidos y programa académico. Para obtener esta acreditación, una escuela debe pasar por un proceso continuo y sistemático, a través de una serie ordenada de pasos. Este proceso puede llevar hasta 5 años.

¿Son necesarias estas acreditaciones?

Una escuela de negocios que puede ostentar alguna de estas tres acreditaciones garantiza que los programas que imparte están en continua actualización y responden a las necesidades del mundo empresarial, cumpliendo con estándares mínimos de alcance internacional, además de contar con un plantel docente cualificado.

Por otra parte, las empresas toman muy en cuenta a estas acreditaciones cuando se trata de seleccionar personal cualificado para asumir puestos de responsabilidad.

Por lo tanto, las acreditaciones internacionales otorgan una clara ventaja de índole laboral y académica.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *