Harvard Business School: pautas para el ingreso



Harvard Business School no sólo es una de las escuelas de negocio con mayor tradición, sino también una de las que cuenta con la mejor reputación. Por estas razones y porque sus graduados suelen alcanzar el escalafón empresarial más alto, cada año miles de postulantes intentan cursar su MBA Full-Time.

harvard-business-school

Al igual que en la gran mayoría de las escuelas de negocio, es necesario superar una serie de pruebas para entrar en HBS. Un aspirante deberá acreditar el examen GMAT y, en el caso de que el inglés no sea su lengua materna, el TOEFL; además deberá presentar una carta de presentación, detallando su experiencia laboral, y aportar tres referencias.

Pero además, la HBS selecciona un perfil concreto de estudiantes, y es necesario trabajar sobre este perfil, si se desea lograr el ingreso.

Sanford Kreisberg, fundador de la consultora de admisiones HBS Guru afirma que el camino hacia Harvard “es mitad concurso de belleza y mitad ciencia y, como todo sabemos, la ciencia y la belleza pueden estar en la visión de quien contempla”.

A lo largo de experiencia como asesor ha creado un modelo de 6 pautas para acceder al MBA de esta prestigiosa escuela.

Pautas para ingresar a HBS

1) Trata de lograr un GPA o una calificación media alta. A los responsables de admisiones de esta escuela sólo les importan las calificaciones, no las asignaturas cursadas. También es importante añadir un buen número de actividades extraescolares, rellenando con inteligencia la hoja de “tiempo libre”.

2) Una buena calificación en GMAT es importante, pero en la HBS le otorgan más valor al GPA.

3) Crear una estrategia en torno a los apartados extracurriculares. En este sentido, hay que demostrar habilidades de liderazgo. La mejor táctica es identificar las áreas en las que se puede demostrar liderazgo.

4) Presentarse como una persona en proceso de formación. La HBS parece “obsesionada” en transformar a sus estudiantes; por lo tanto se debe mostrar una personalidad centrada y con ideas claras, pero abierta al cambio.

5) En las redacciones, demostrar lo especial, sin hacer alarde de cualidades. Es más importante explicar cómo se consiguieron determinados logros, que hacer una lista exhaustiva de los mismos.

6) Crear una personalidad atractiva. Sin esta condición, las altas calificaciones de un GMAT o GPA pasarán desapercibidas. Kreisberg recomienda buscar ayuda de consultores, amigos, familiares, antiguos profesores, compañeros de trabajo, etc., y seleccionar cuidadosamente a las personas que redactarán las cartas de recomendación.

Otros aportes

Ismael Tabije, en un artículo titulado “Cómo entrar en Harvard aunque estés en la media” explica cómo un antiguo empleado de UPS logró acceder a esta escuela de negocio sin buenas notas académicas o un currículum brillante.

La clave del éxito consistió en centrarse en sus fortalezas (por qué merezco estar en Harvard) en lugar de sus debilidades. En su carta de presentación resumió cómo con sólo 22 años había conseguir liderar un grupo de 50 repartidores. También relató su experiencia como mentor de adolescentes afro-americanos que vivían en su bloque, y cómo los mismos adolescentes se habrían convertido en líderes, animando a sus amigos a dejar las drogas y la violencia.

En síntesis, demostró a los responsables de selección que era un líder capaz incluso de generar liderazgo en sus subordinados.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *