MBA: el pasaporte a la alta gerencia



De acuerdo a un estudio realizado en Argentina por Deloitte, la mitad de los CEOs y altos directivos de las principales empresas han cursado un MBA. El estudio demostró, además, que la edad tope para la capacitación de los ejecutivos es de 45 años.

 alta-gerencia-mba

Hasta hace dos décadas atrás, la formación académica de un alto ejecutivo se detenía en la formación de grado. Sin embargo, las nuevas demandas del mercado actual han modificado ese escenario. Así lo demuestra un estudio realizado en Argentina por la división Human Capital, de la consultora Deloitte.

La investigación “La alta gerencia y los posgrados en Argentina” se realizó entre 79 ejecutivos de diferentes compañías. Esta investigación mostró una muy baja proporción de ejecutivos que no han realizado ningún posgrado: solo el 14%. El resto de los ejecutivos encuestados (el 86%) completó un programa de posgrado de entre 2 a 3 años de duración.

Algunos de los factores que influyen en esta tendencia están relacionados con la inestabilidad del mercado laboral. Horacio Cortese, director de la Maestría en Recursos Humanos de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) afirma que “hoy no hay empresas que puedan garantizar a nadie un contrato de por vida. Antes la regla básica era la lealtad (…) pero la historia demuestra que se rompió. En su reemplazo, hay un compromiso con (…) el desarrollo de la propia carrera.”

El reinado de los MBAs

El 44% de los ejecutivos encuestados ha realizado una Maestría en Administración de Negocios. En segundo lugar aparecen las Maestrías en Finanzas y otras carreras y posgrados de especialización.

Andrés Hatum, profesor del área de Comportamiento Humano del IAE, intenta explicar este fenómeno afirmando que “un MBA otorga competencias generalistas para la dirección de empresas. Las personas que ya están en la alta dirección son más afines a este tipo de programas.”

Perfiles

Las edades promedios de los encuestados oscilan entre los 30 y 40 años. El estudio citado también demostró que los ejecutivos, actualmente, se capacitan hasta los 45 años. Esto explica que no existan posgrados para personas de mayor edad, aunque se espera que esta tendencia se revierta en los próximos 10 años.

En cuanto a la formación de grado de los ejecutivos encuestados, la mayoría proviene del área de Ciencias Económicas; seguida por las áreas de Administración y Dirección de Empresas, Ingeniería y Abogacía.

Otro dato interesante arrojado por este estudio es que un alto porcentaje de los ejecutivos ha realizado su carrera de grado en universidades públicas, especialmente, la UBA (Universidad de Buenos Aires), aunque luego han optado por posgrados pagos, con altos costes de matriculación. Los especialistas explican este fenómeno a través de dos factores: por un lado, el alto prestigio que tiene la universidad mencionada, superior a la mayoría de las universidades privadas de Argentina, lo que la convierte en una de las preferidas para la formación inicial; por otra parte, las posibilidades de enfrentar los elevados costos de una MBA aumentan cuando se avanza en el posicionamiento profesional, además de que la universidad pública no ha alcanzado el mismo nivel que la privada en cuanto a posgrados.

Influencia del MBA en la carrera profesional

El 71% de los encuestados opinó que tuvo una alta influencia en el desarrollo de su carrera profesional; mientras que el porcentaje restante le otorgó una influencia relativa, porque continúan destacando el valor de la práctica y la experiencia por encima de la formación académica.

Los especialistas coinciden en que el impacto de un MBA en la carrera no es inmediato. También afirman que se espera que dentro de 10 años la influencia de un MBA sobre el desarrollo de carrera será mucho mayor que el actual, porque el mercado gerencial requerirá cada vez mayor capacitación y actualización.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *