Replantearse la formación ejecutiva



Las escuelas de negocios están en la mira. Desde distintos sectores se alzan voces críticas que las acusan de no formar adecuadamente al tipo de líder que las empresas necesitan en la actualidad.

formacion-ejecutiva

Mary Gentile, de la Harvard Business School afirma que “en un mundo que exige gerentes capaces de encarar los problemas de accionistas y otros grupos de interés, debemos replantearnos los programas de maestría en administración de negocios”. Es probable que las escuelas de negocios estén desatendiendo las necesidades actuales, donde debe privilegiarse el trabajo en equipo y el desarrollo de la compañía en un contexto social complejo, cambiante y multicultural.

Muchos han advertido ya que los graduados MBA parecen no reconocer que los negocios se desarrollan en un entramado social y político; por su parte, las escuelas de negocios no incluyen prácticas relacionadas con la vida cotidiana en las empresas.



Para intentar dar un vuelco a las dificultades detectadas, varias escuelas de negocios están estructurando profundas reformas en sus programas MBA. Por ejemplo, cuando Thomas Robertson fue nombrado decano de la escuela Wharton de la Universidad de Pennsilvania, declaró que su propósito era hacer de la escuela “una entidad proactiva”, y para ello aplicaría las instancias transformadoras que permitieran formar nuevos tipos de líderes.

Educación en valores

Otra escuela de negocios que apuesta a un cambio es la de la Universidad de Yale, a través del programa “dar voz a valores”, a través del cual se busca la toma de conciencia individual y la formación ética. Pero el nuevo modelo de Yale no se centra en el análisis ético, sino más bien en el planteo de nuevas preguntas tendientes a replantearse el liderazgo sustentado en valores.



El problema de la sustentabilidad

La sustentabilidad no ha sido incluida en la mayoría de los programas MBA. El problema que acarrea a la sociedad la corta duración de las empresas parece no ser un tema de estudio en las escuelas de negocio.

Frente a las nuevas demandas, algunas escuelas de negocios comienzan a desarrollar metodologías que permitan incorporar en la toma de decisiones los puntos de vista e intereses de accionistas, inversores, empleados y comunidades.

En este sentido, la escuela de negocios de la Universidad de Yale ha rediseñado su programa básico en ocho “perspectivas organizacionales”: cuatro enfocadas al punto de vista externo (inversores, clientes, Estado y sociedad, competidores) y cuatro orientadas a aspectos internos (innovación, operaciones, personal y financiamiento). Joel Podolny, decano de esta escuela, explica que no se han desterrado las materias convencionales, sino que se las ubicó en otro marco.

Por su parte, el programa MBA de la Universidad Estatal de Washington conocido como “liderazgo centrado en grupos de interés”, busca extrapolar los puntos de vista de distintos grupos de interés con el fin de poder diseñar estrategias a largo plazo. A diferencia de Yale, mantiene las asignaturas tradicionales, pero adecuándolas a este enfoque.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *