Cómo empezar una carrera en ventas



Desde la venta de comida rápida hasta la venta en grandes escalas de productos industriales y medios de comunicación. Toda compañía que fabrica un producto o proporciona un servicio necesita a alguien que lo venda al mercado.

Las compañías deben luchar constantemente para mantener su competitividad y siempre habrá trabajos disponibles para las personas que se dediquen a las ventas. Las ganancias de estas personas se determinan por qué tan buenas sean vendiendo un producto o un servicio. Por lo general, sus salarios consisten de un salario base y un salario extra de acuerdo a sus logros obtenidos en sus ventas ya sea individualmente o en equipo. Si las ventas son exitosas, el salario puede duplicarse o multiplicarse varias veces sólo en comisiones. Lo primero que necesitas hacer para desarrollar una carrera en ventas es determinar qué quieres vender o a qué tipo de compañía quieres pertenecer. Cuando te postulares para un puesto en el área de ventas, asegúrate de poder convencer a los reclutadores de que puedes lograr los objetivos. Una carrera en ventas se trata de más que tan sólo generar ingresos sin embargo, ése es el principal y más importante objetivo. Asegúrate de poseer las habilidades necesarias para ello. Es importante creer en lo que haces puesto que de otra forma nada funcionará. Si no estás absolutamente seguro de que el producto o servicio que estás ofreciendo no funciona, estás atrapado. Así que descubre tus verdaderas pasiones y encuentra un trabajo que se complemente con esa pasión.

Uno de los factores más importantes para el éxito será la decisión de tratar el negocio como si fuera tuyo. Una de las características del trabajo en ventas es que te desarrollas como un trabajador independiente, bajo los lineamientos establecidos por la empresa para la cual trabajas.  Siempre debes mantenerte completamente dispuesto al aprendizaje y a enfrentar los cambios. Si los competidores están tomando ventaja de las tecnologías innovadoras y tú aún no estás inmerso en ellas, tarde o temprano tus competidores tomarán una gran ventaja. Para mantenerte como punta de lanza en el negocio de las ventas debes permanecer abierto al cambio. Y debe ser muy formal. No hay nada que moleste más a un cliente que una promesa incumplida por un vendedor. Si has hecho un compromiso, debes cumplirlo. No hay ninguna manera más sencilla de echar abajo una venta potencial que destruyendo la confianza que un cliente pueda tener en ti.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *