¿Cómo emprender en Internet? Las claves para empezar un negocio online



Normalmente, cuando quieres emprender en Internet, se dan dos casos: o bien tienes ya una idea que piensas que puede funcionar, o bien pretendes ganar dinero con una habilidad, conocimiento o pasión que tienes.

Así que la primera pregunta que se hace todo emprendedor o persona que quiere poner en marcha un proyecto o idea de negocio en Internet es ¿por dónde empiezo? Lo primero que debes tener claro, es que Internet es simplemente un canal de comunicación para llegar a tus potenciales clientes, pero el éxito del negocio depende de múltiples factores, como el modelo de negocio, el equipo, o los recursos financieros de los que dispones para llevarlo a cabo.

Es cierto que Internet parece propicio para que negocios con poca inversión prosperen fácilmente, pero no es así. El hecho de que el coste de entrada sea bajo (cualquiera puede abrir una web gratis), ha hecho que millones de personas se lancen a emprender negocios en Internet bajo distintos modelos: afiliación, publicidad, comercio electrónico, consultoría, infoproductos, multinivel, diseño web y una larga lista. La clave del éxito aquí, es tener las cosas claras, es decir, saber cómo proceder en cada etapa de tu negocio para garantizar que sea un negocio con futuro.

En cualquier caso debes conocer la primera regla de Internet:

No se trata de lo que te guste a tí, sino de lo que demande el mercado.

Si tienes clara esta regla, tienes muchas más posibilidades de tener éxito en Internet. No cometas el error que cometen la mayoría de los emprendedores cuando empiezan en Internet (incluido yo cuando empecé): lanzarte a la piscina sin saber si hay agua. ¿De qué sirve tener una idea genial si a nadie le interesa?

En  vez de eso contrasta mejor lo que la gente demanda, y dáselo. Entonces es cuando podrás ganar dinero. Esto es lo que se conoce como validar tu idea de negocio, que no es nada más que saber si existe o no un grupo de gente que esté dispuesta a comprar lo que vendes, es decir, lo que llaman los economistas y expertos en Marketing un mercado objetivo.

Es importante además, saber que este mercado objetivo es lo suficientemente grande, es decir, que haya el suficiente número de personas dispuestas a comprar lo que vendes, como para que puedas vivir de ello. Este segundo concepto es lo que se conoce en Internet como masa crítica de usuarios. Recuerda este concepto, porque sin él no tienes negocio en Internet. Así de simple.

Vamos a ver paso a paso, lo que necesitas para montar tu negocio en Internet.

Hoja de ruta para emprender en Internet

El proceso de emprendimiento en Internet es similar tanto para proyectos de Startups (proyectos que buscan un modelo de negocio para convertirse en una empresa al cabo de unos años) como para proyectos de microemprendimiento (emprendedores en solitario o negocios con poca inversión).

1. Define tu target

En este paso defines cuál es tu mercado objetivo en cuanto a sus características. Normalmente vas a empezar un negocio B2B (negocios que prestan servicios o venden sus productos a otros negocios) o B2C (negocios que prestan servicios o venden sus productos a personas).

Debes ser capaz de definir tu target de manera muy específica:

  • Si tu negocio está orientado a empresas: tamaño de la empresa, sector de actividad, localización geográfica, facturación. Por ejemplo: micropymes de 1 a 10 empleados en el sector tecnológico localizadas en España y que facturan menos de un millón de euros al año.
  • Si tu negocio está orientado a personas: características demográficas, educación, localización geográfica, poder adquisitivo. Por ejemplo: varones de 25-34 años con estudios universitarios y un MBA y cuyo salario sea superior a 50.000 euros.

Cuanto más sepas sobre tu target, mejor. Puedes ver un ejemplo de cómo definir tu Target en Internet utilizando herramientas como Google Adwords en mi post sobre cómo montar una tienda online: investigación de mercados y selección de productos. Esta etapa es crucial, normalmente vas a partir de una hipótesis de quién es tu target a partir de tu idea de negocio o tu estudio de mercado, pero después vas a tener que validar que tu target cumple las dos reglas de oro para que tu negocio tenga éxito. Yo te recomiendo que utilices la metodología de descubrimiento de clientes para encontrar cuál es tu target.

2. Define el problema

Define a este colectivo en términos de problemas, necesidades, deseos y aspiraciones. Tanto si lo que pretendes es ofrecer tus productos o servicios a personas o empresas a través de la red, plantéate las siguientes preguntas para rellenar este cuadro con el mayor detalle:

  • Problemas: ¿Cuál es el mayor problema de esta persona? ¿Por qué tiene este problema? ¿Cómo ha llegado a esa situación?
  • Necesidades: ¿Qué es lo que esta persona necesita desesperadamente? ¿Por qué lo necesita?
  • Deseos: ¿Qué es lo que más desea esta persona? ¿Cómo se verá cuando lo consiga? ¿Qué beneficios obtendrá?
  • Aspiraciones: ¿Qué objetivos tiene esta persona? ¿Por qué son importantes para ella?

Ahora, lo ideal es que hables con el tipo de persona a la que crees que te puedes dirigir. Habla con todas las personas que puedas, cuantas más mejor. Te interesa conocerles en detalle para después ofrecerles la mejor solución. Para este paso lo ideal es aplicar herramientas como el mapa de empatía.

Un ejemplo: dietas para adelgazar

Por ejemplo, el sector dietético tiene un gran éxito en Internet. Existen multitud de webs que venden libros, medicamentos, suplementos dietéticos, etc. ¿Por qué? Porque este sector utiliza todos los cuadrantes de la tabla anterior:

Ahora trata de hacer lo mismo con el grupo de gente al que te quieres dirigir. Al final de este paso debes ser capaz de poder describir detalladamente al tipo de persona que consideras, puede ser tu cliente. Esto es lo que se conoce como arquetipo de cliente.

3. Define la solución

¿Qué eres capaz de ofrecer a tus clientes? Define el conjunto de productos o servicios que vas a ofrecer a cada cliente y la propuesta de valor asociada. Esto es lo que se conoce como el encaje problema-solución, que se obtiene en la fase de descubrimiento de clientes.

4. Ten en cuenta el timing

¿Has llegado en el momento adecuado? Determina si ahora es el momento adecuado para empezar este tipo de negocio en base al estado del mercado. Quieres entrar en mercados estables o en crecimiento, no quieres entrar en mercados que estén decreciendo. Puedes utilizar herramientas como Google Trends para ver el estado del mercado.

De nuevo, te recomiendo que visites mi artículo sobre cómo montar una tienda online: investigación de mercados y selección de productos.

5. Estudia el mercado

¿Quiénes son tus principales competidores? ¿Cómo les va en términos de ingresos y cuota de mercado? ¿Cómo de grande es tu mercado objetivo? ¿Cuál es el potencial de ingresos que podrías llegar a generar?

En los mercados maduros te va a costar competir, sobre todo si tienes competidores que llevan años y están asentados. En los negocios en Internet, herramientas como Market Samurai, o la barra de Alexa te ayudan a determinar cómo se han posicionado tus competidores para distintos términos de búsqueda (lo que se conoce como SEO, o Search Engine Optimization), mientras que herramientas como Google Trends te ayudan a determinar el tamaño y el estado del mercado.

6. Cuál es tu ventaja competitiva

¿Qué ofreces tú que no ofrecen tus competidores? Piensa en términos de tu cliente, qué le estás ofreciendo. Esta ventaja competitiva se refleja en tu propuesta de valor en términos de las famosas cuatro “C” de :

  • Coste: ofreces un precio mejor que el de tus competidores o reduces los costes de tu cliente.
  • Conveniencia: facilitas al cliente el acceso al producto o servicio que vendes.
  • Cliente: qué ventajas presenta tu solución en términos de problemas, necesidades, deseos o aspiraciones.
  • Comunicación: cómo transmites la propuesta de valor al cliente y te ganas su confianza.

Tu negocio puede tener ventajas en uno o más cuadrantes, por ejemplo, una empresa como Ryanair tiene ventajas en coste y conveniencia, y Apple tiene ventajas en Cliente y Comunicación.

7. Modelo de negocio

Aquí se trata de elaborar tu lienzo de modelo de negocio para definir las características principales del modelo: segmentos de clientes, propuesta de valor, canal de comunicación, relaciones con clientes, ingresos, actividades clave, recursos clave, socios y costes.

Puedes ver un ejemplo en mi artículo sobre cómo montar una tienda online: modelo de negocio.

8. Equipo

¿Emprendes en solitario o cuentas con ayuda? Si emprendes en solitario lo ideal es que comiences a crear una red de contactos para que te ayuden a desarrollar tu proyecto o promocionar tus productos o servicios. La unión hace la fuerza.

9. Financiación

¿Cuánto dinero te hace falta? Si hablamos de negocios con poca inversión, esto es lo primero que deberías tener en cuenta, para, con el presupuesto asignado, ver qué tipo de productos o servicios puedes ofrecer. Después si tu negocio va creciendo ampliarás estos productos o servicios.

En resumen, siguiendo estos nueve pasos, te aseguras de tener más probabilidades de éxito con tu negocio online, ya que tienes en cuenta todos los aspectos, desde cuánto te va a costar, a cuánto puedes ganar.

Si te ha gustado el artículo, compártelo con quien creas que pueda interesarle!

 



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *