Consejos para que tu tiempo te rinda al máximo



Todos los días antes de acostarnos recordamos varias tareas o actividades que deberíamos haber realizado, pero que por diversas razones no las hemos podido concretar. Una de ellas es la falta de tiempo, o mejor dicho, el mal uso que le hemos dado al tiempo que tuvimos. Los días tienen 24 horas; nada cambiará eso. Pero muchas veces con algunos consejos podemos lograr que ese tiempo sea bien aprovechado.

Lo primero que haremos es organizarnos, tener una agenda en la que podamos anotar todas las actividades a realizar. Y cuando decimos todas nos referimos tanto a las labores del trabajo como a las actividades recreativas, deportivas, o de placer.

Todas las semanas estarán organizadas, así veremos día tras día las actividades programadas y además, al final del día, sabremos bien qué es lo que pudimos hacer y qué no. Las actividades que no hayas podido realizar las programaremos para otro día, así no quedan inconclusas.



Luego debemos detectar cuál es nuestro momento del día más productivo. Por ejemplo, en la mayoría de las personas a mitad de mañana es el horario en el que se sienten más activos, y es muy normal que luego de almorzar nos sintamos cansados y con ganas de dar una siesta. Por lo tanto, programa las actividades en función de los momentos en los que sepas que tendrás más o menos actividad. Por ejemplo, una labor tediosa e importante del trabajo es mejor dejarla para mitad de mañana, en donde sentiremos más energía para hacerla, que dejarla al final o al comienzo, cuando no estamos en nuestro mejor momento.

Si necesitas al final del día una hora más, soluciónalo de la manera más sencilla: ¡despiértate una hora antes! Así en ese horario podremos comenzar chequeando los e-mails, la agenda, nuestras redes sociales, y haciendo todas esas pequeñas actividades que nos quitan mucho tiempo durante el día.



El tiempo es incambiable (lamentablemente no tenemos poderes mágicos para pausarlo o retrocederlo), por lo tanto, una buena organización que establezca prioridades y sea eficaz es la mejor forma para poder aprovecharlo correctamente.

Tips para trabajar en grupo

El ser humano es por naturaleza un ser social, por lo tanto comúnmente se desarrolla mejor al estar acompañado por otros seres humanos. Esto también es fundamental en el ámbito laboral: hace bastante tiempo que el trabajo ya no se hace de forma individual, sino a partir de objetivos grupales, en dónde cada empleado tiene su parte del trabajo pero siempre aspirando a una meta en común. Es una tendencia y tenemos que incorporarla, pues se ha demostrado que es la mejor forma de realizar un proyecto. Por supuesto que si uno de ellos falla no se puede cumplir el objetivo, entonces es fundamental la correcta organización y comunicación del equipo.

En primer lugar debemos destacar lo importante de sentirse comprometida con el equipo. Cuando trabajamos en grupo tenemos que mentalizarnos en olvidar las competencias individuales, ya que todos somos un solo grupo, y si aspiramos a destacarnos de los demás, no llegaremos al objetivo planteado. La mejor forma de marcar diferencias con nuestros compañeros de grupo es trabajar duro para cumplir el trabajo grupal, preocuparnos porque cada compañero haga lo mismo y así fomentar el correcto trabajo en equipo. Seguramente nuestros supervisores verán esto y así nos destacaremos de una forma leal, sin malas competencias.

Por otro lado, en un grupo siempre hay varias personalidades, la idea es reconocerse y poder relacionarse con todas más allá de las aptitudes de cada uno. Es común que una de las personas se manifieste como líder. Muchas veces el líder está integrado con el grupo, o puede ser externo al grupo de trabajo. También el líder puede ser designado por otra persona, como un supervisor, para que cumpla esa función, pero en la mayoría de los casos si esto no ocurre siempre surgirá un líder desde dentro del grupo, dependiendo de la personalidad de cada integrante. Su función será, también, ayudar a la coordinación del equipo.

Esta forma de trabajo se está utilizando cada vez más. De hecho son muy pocas empresas las que no han adquirido la dinámica del trabajo en equipo (también conocido como “teamwork”). Todo está orientado al trabajo en equipo, y los objetivos son grupales. Hoy en día para la selección de los empleados se valora mucho esta capacidad, por lo que lograr buenas aptitudes para trabajar en grupo es fundamental.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *