¿POR QUÉ LAS EMPRESAS FRACASAN?



Existen muchos sueños e ideas  llevadas a la práctica que simplemente no funcionaron. Lograron obtener los recursos necesarios para iniciar, emplearon el número de personas correctas para operar la empresa, consiguieron una excelente oficina (en una zona exclusiva de la ciudad), fabricaron o diseñaron el producto, en simples palabras; juntaron todas las partes que hacen a una empresa. Pero al final de la aventura, estos empresarios no obtuvieron la recompensa deseada.

¿POR QUÉ LAS EMPRESAS FRACASAN?

A continuación muestro las razones que a mi juicio son las más comunes por las que empresarios no cumplen con sus sueños y metas.



1.- Deficiente planificación estratégica.

Una planificación estratégica bien realizada en la conformación misma de la empresa, es vital para el éxito de la compañía, recuerde que para construir una casa primero se debe contar con bases solidas para que soporten la estructura.

El proceso de investigación y planificación a menudo toma meses, ya que existen varios datos y detalles que deben ser recopilados para tener una idea sobre el entorno al que la compañía está ingresando.

A continuación algunas preguntas que deben ser respondidas antes de poner en marcha una empresa.



¿La idea está ligada a mi capacidad financiera?

Todos los sueños e ideas son realizables, pero debemos escoger el momento correcto para llevarlas a cabo, y  dicha decisión está ligada a nuestra capacidad financiera. Por ejemplo: No es lo mismo financieramente, abrir una tienda de ropa que una de automóviles.

Si no cuentas con los fondos suficientes y ninguna opción rentable para financiarte, probablemente el negocio de sus sueños tendrá que esperar por un tiempo, mientras tanto puede realizar otros negocios con una rentabilidad prometedora y oportuna, ahorre sus ganancias y cuando haya acumulado lo suficiente, ponga en marcha el negocio de sus sueños.

“No hay nada mas estresante para un empresario, que una pésima financiación”

¿Quiénes serán mis clientes?

Una empresa necesita identificar a todos los compradores potenciales de un producto o servicio. Deben determinar que tan grande es el mercado. Identificar la cultura y características específicas de los clientes.

¿Cómo funciona la competencia en el sector?

Entender cómo los otros jugadores compiten es clave. Algunas veces será mejor diferenciarse de la competencia, mientras que en otros casos será mejor no volver a inventar la rueda. De cualquier manera, los empresarios tienen que identificar las características de sus competidores y establecer una estrategia propia.

¿Cuáles son las leyes y reglamentos del sector?

Recuerda que el gobierno de un país y otras autoridades públicas, juegan un papel importante en la vida de una compañía, simplemente no se las puede dejar de lado en una planificación.

Existen diferentes directrices, reglamentos, normas, impuestos, tributos impositivos, etc. que la compañía debe cumplir, no puede ignorar estas directrices del marco normativo legal de su país.

Conocer todas las normas y disposiciones legales de su sector le dará una ventaja para no incumplir con las mismas y estar sujetas a sanciones o auditorias gubernamentales.

¿Mi idea es rentable?

Un análisis numérico financiero sobre sus flujos de ingreso de entrada y de salida, definirá si su idea le dará utilidades, y además el tiempo en que generará estos ingresos. Los análisis más recurrentes son:

–       Flujos de caja proyectados.

–       Proyección de Estados Financieros.

–       Ratios Financieros.

–       Tasa Interna de Retorno (TIR).

–       Valor Actual Neto (VAN).

–       Proyección de Flujos de Ingreso del Sector.

2.- Esperar resultados a corto plazo.

Al iniciar una empresa todos pensamos que las ganancias y utilidades lloverán en cuestión de meses.

La realidad es que una compañía genera utilidades y ganancia para sus propietarios en un mediano a largo plazo, generalmente los primeros meses el objetivo de una empresa es generar los  fondos suficientes para sobrevivir.

Existe una jerarquía en el pago de obligaciones para una empresa:

–       Gobierno Nacional (Impuestos)

–       Obligaciones con el Banco. (Préstamos bancarios)

–       Obligaciones con Acreedores. (Inversores)

–       Obligaciones con Proveedores.

–       Obligaciones Laborales

–       Gastos de la empresa para su funcionamiento

Los fondos restantes son la utilidad de la empresa.

Es por esta razón que en la planificación se debe contar con planes alternativos, para no caer en un incumplimiento de pago hacia estos actores del entorno de la empresa.

3.- Dura Competencia

La competitividad de las empresas que pertenecen a un mercado, es una gran barrera a sortear para lograr el éxito empresarial.

La pelea por ganar una cuota del mercado, muchas veces merma los recursos de una empresa, ya que al posicionar nuestra marca, debemos pensar no solamente en la publicidad y promoción de nuestros productos o servicios, debemos pensar también en la calidad de nuestros productos, en la calidad de nuestros procesos, en adquirir a los mejores profesionales del mercado laboral y otros aspectos de similar importancia que sin duda representan gastos  para la empresa.

Es por esta razón que debemos elegir un mercado que no se encuentre saturado de competidores.

Una vez más podemos observar la importancia de una planificación estratégica bien realizada, antes de poner en marcha una empresa.

 4.- Mala gestión administrativa y financiera.

Muchos estudios acerca de quiebra de empresas, determinan como una de las causas de fracaso más comunes, una pobre y deficiente gestión por parte del propietario o gestor.

Existen propietarios que no han entendido una de las reglas de oro en el manejo de empresas: “Los bienes y recursos de una empresa, nunca serán los bienes y recursos personales del propietario”. En otras palabras, no debes mezclar tu patrimonio personal con el patrimonio de tú empresa. Separar estos activos produce una política de organización efectiva y ética, que será transmitido a todo el cuerpo operativo y administrativo de la compañía.

A continuación enumero las causas más comunes de una mala gestión administrativa y financiera:

– Dirección centralizada, falta de delegación de responsabilidades.

– Ausencia de información contable / financiera precisa para la toma de decisiones.

– Falencias en el control presupuestario.

– Falencias en materia de endeudamiento y liquidez.

– Falencias en materia de créditos y cobranzas.

– Altos niveles de desperdicios y despilfarros.

– Altos costos administrativos y operativos.

– Utilidades no invertidas en el negocio.

– Bajos niveles de rentabilidad.

– Escaso control a áreas productivas.

– Capital de trabajo insuficiente.

– Falta de experiencia administrativa.

– Contratación de personal inadecuado.

– Mala administración de inventarios.

– Uso de recursos de la empresa para fines personales y familiares.

5.- Productos o servicios sin calidad

Varias empresas han invertido muchos recursos en publicidad, en tecnología, en entrenamiento a su personal, en las mejores oficinas situadas en las áreas más comerciales de la ciudad, en resumen han invertido en toda la estructura que soporta el negocio e igualmente han fracasado.

¿Cuál es el motivo?

Se han olvidado de uno de los elementos esenciales en un negocio, “La calidad del producto o servicio”.

Ya que tú empresa puede tener una tecnología de última generación, los mejores profesionales del medio, la publicidad más cara del mercado, pero si tu producto no le gusta a nadie, no conseguirás ningún objetivo.

 

6.- Empleados Desmotivados.

Algunos empresarios entran a un negocio, porque  son apasionados sobre el producto o servicio que desean ofrecer.  Tener una pasión es muy importante para hacer un negocio exitoso, por desgracia, la pasión por sí sola no es suficiente. Los empresarios deben contar también con un conocimiento y un talento para dirigir a grupos de personas.

Cuando se realiza la siguiente pregunta a la dirección de una empresa, ¿Cuál es su plan motivacional para sus trabajadores? La mayoría de las respuestas  se dirigen a: “los mejores sueldos del mercado laboral” y “entrega de beneficios sociales”.

Es cierto que las personas trabajan para poder cubrir sus necesidades básicas y las de su familia, trabajar y ganar dinero es una obligación para la mayoría de nosotros. Pero esto no quiere decir que este sea un factor motivacional para incrementar la productividad en el trabajo.

Todos tenemos diferentes niveles de necesidades, mi necesidad económica puede ser menor a tu necesidad de promoción laboral, y al mismo tiempo, tu necesidad de promoción laboral puede ser menor a tú necesidad de tiempo de calidad familiar.

A continuación comparto algunos consejos para motivar a los trabajadores (escribir un artículo completo de como motivar a los empleados:

–       Recordarlos como personas únicas.

–       Preocuparnos sinceramente por el trabajador.

–       Elogiarlos sinceramente por sus triunfos, por más pequeños que sean.

–       Enviarles cartas de agradecimientos por los trabajos bien realizados.

–       Enviarles placas y certificados por los logros conseguidos.

–       Ofrecerles opciones de crecimientos.

–       Hacerlos sentir orgullosos de su trabajo.

–       Darles la sensación de que pertenecen a un equipo.

–       Darles un trato justo.

–       Darles oportunidades de expresar sus ideas y opiniones.

7.- Clientes insatisfechos.

“Los clientes siempre tienen la razón” Aunque parezca ya una frase muy coloquial, muchas empresas todavía no le han dado la debida importancia.

“No es el empleador quien paga el salario. Los empleadores sólo manejan el dinero. Es el cliente quien paga los salarios”. (Henry Ford)

“La calidad de un producto o servicio no es lo que pusiste en él. Es lo que el cliente obtiene de ellos”. (Peter Drucker)

“Sólo hay un jefe: el cliente. Y él puede despedir a todo el mundo en la compañía, desde el presidente para abajo, simplemente gastando su dinero en otra parte”. (Sam Walton)

El cliente es el elemento más importante para una  empresa, si un cliente no aprueba algún producto o algún servicio, por más capital que tenga tu empresa, ingresará en bancarrota en cualquier momento.

Es muy importante mantener feliz en todo momento al cliente, tanto en la calidad del producto como en la atención al cliente.

8.- Publicidad y promoción deficiente.

Una publicidad efectiva debe alinear la política, la cultura y la imagen corporativa con el mensaje que la empresa desea enviar a sus clientes potenciales.

El contar con la publicidad más cara del mercado, no significa que esta vaya a tener efecto en los clientes. Más que recursos se debe emplear creatividad en el momento de publicitar nuestra marca.

En la actualidad, con los diferentes medios de comunicación y además con la tecnología que contamos, “la promoción debe ser constante”, no debe pasar ni un solo día en que no enviemos señales de existencia al mercado en que competimos.

9.- Baja calidad en recurso humano.

“El recurso más importante para una empresa son sus empleados”. Es por esta razón que debemos adquirir a los mejores profesionales que el mercado laboral puede ofrecer.

El proceso de seleccionar personal no solo se trata  de escoger a los profesionales que tengan un alto nivel académico o el mayor número de años de experiencia laboral. Si bien estos son criterios importantes de selección, también debemos tomar en cuenta a profesionales que se alineen con el ambiente laboral, la ética y la imagen corporativa de la empresa.

También es muy importante recordar la gestión del talento humano, es decir, actualizar y entrenar constantemente a nuestros empleados.

Se debe ofrecer oportunidades de crecimiento académico, ofrecer el pago de una carrera o de un postgrado debe estar dentro de las políticas de toda empresa. El entrenar a empleados no solo se refiere a un adiestramiento en aspectos técnicos de su trabajo, también se debe entrenar el espíritu de trabajo en equipo y la inteligencia emocional de cada empleado, unas efectivas clases de couching empresarial pueden generar el efecto deseado.

10.- Crecimiento no controlado.

Existen casos en que una empresa a sobrepasado las expectativas de sus propietarios y han obtenido un éxito que no ha podido ser soportado por la estructura de la empresa, un excelente ejemplo son las empresas manufactureras: “Cuando la demanda crece repentinamente, algunas empresas no tienen la suficiente capacidad para satisfacer toda esa demanda, si los propietarios de esta empresa no realizan una inversión en maquinaria y  recursos humano, podrían perder una cuota atractiva del mercado”

El seguimiento continuo al comportamiento del mercado, la capacidad de reinversión de la empresa y la rapidez en la respuesta de la gerencia, podrían minimizar los problemas de crecimiento en el mercado.

11.- Falta de Liderazgo

J. Willard Marriot, empresario famoso de hoteles, lo resumió brevemente “Mi trabajo consiste en motivar a mis trabajadores, enseñarles, ayudarlos y preocuparme por ellos”, enfaticemos en las palabras “preocuparme por ellos” ¿Cuánto de estas sabias palabras observamos en las empresas actualmente?

Algunas definiciones de Liderar:

– Liderar fomenta la creatividad de las personas al pedir sus ideas.

– Liderar otorga herramientas para que los propios trabajadores tomen decisiones dentro de las directrices aceptables por la empresa.

– Liderar motiva a las personas y enseña cómo realizar su tarea. Si no resulta como se espera, se hacen esfuerzos para mejorar el rendimiento con más y mejor formación.

– Liderar se enfatiza en “hacer lo correcto”.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *