¿Por qué no logras lo que quieres en tu negocio?



Todo comienza cuando te planteas un objetivo. Estás entusiasmado, se lo cuentas a todos, lo escribes por ahí, y hasta comienzas a imaginarte satisfecho, realizado, feliz con tu objetivo cumplido. Pero luego pasa el tiempo, algunas semanas, unos meses, y vuelves a verte haciendo el balance de fin de año con ESE objetivo pendiente. ¿Qué pasó?

Hoy voy a ser fiel a mi estilo honesto y directo y te voy a hablar de razones, excusas, obstáculos que están ahí impidiéndote avanzar en tu negocio. Seguro te sentirás identificado con algunas de estas excusas, no te preocupes, nos pasa a todos porque las excusas son inherente a la condición humana. Sí me gustaría que en vez de considerarlo como una crítica, lo pienses como una reflexión que puede ayudarte a resolver unas cuantas cosas en tu negocio. Si aceptas esto, ya mismo voy a dejarte con estas:

5 razones súper honestas de por qué no logras lo que quieres en tu negocio

Razón # 1 – Porque no sabes lo que quieres

Bueno, este es el primer escalón. Si no sabes dónde quieres llegar, es muy difícil que encuentres el mapa correcto, el camino correcto y que llegues feliz y satisfecho. Tienes que empezar por definir qué es lo que quieres!



No tener objetivos claros es un gran problema. Y puede estar afectando tu día a día. Porque tienes esa sensación de insatisfacción, de estar viviendo una vida que no te pertenece, nada te entusiasma lo suficiente, no sientes pasión por nada.

Razón # 2 – Porque en realidad no es lo que quieres

Una vez que dices “esto es lo que quiero” lo más importante es asegurarse de que es así. Tus objetivos, tus sueños, tus prioridades, tienen que ser TUYAS y tienen que ser importantes para ti. Porque sino nunca harás nada para alcanzarlos porque en realidad no lo quieres (tu mente inconsciente lo sabe bien y te ayudará boicoteándote a cada paso).

Razón #3 – Porque no estás dispuesto a pagar el precio

Esta es una de mis favoritas. Realmente es fácil identificarse con objetivos comunes (de los que suelen tener todos) pero luego, si no te preguntas si realmente estás dispuesto a hacer todo lo que se necesite para conseguirlo, más que un objetivo se convierte en una utopía y no le hace nada bien a tu vida (especialmente porque te sientes un fracasado si no lo has logrado… pero en realidad… no has hecho nada para lograrlo y no ha sido por vagancia o falencias tuyas!)



Razón #4 – Porque estás esperando tener todo claro

Esto se manifiesta bastante seguido cuando hablo con algunos profesionales que quieren independizarse pero no saben cómo empezar. Es bastante normal, no tienen por qué saber hacerlo, pero esto no puede paralizarte. Su “razón” de por qué no comienzan es porque “No sé quién es mi cliente ideal, no sé cómo definir mi servicio, no sé qué necesita el mercado.” Ok, ¿y entonces estás esperando qué? ¿Que te traigan la respuesta los Reyes Magos?

Está bien, todo esto se necesita para tener un negocio exitoso, pero nadie dijo que el negocio exitoso se va a construir de la noche a la mañana. Tienes que comenzar, haz algo y verás cómo poco a poco encontrarás las respuestas de lo que estás buscando.

  • Razón #5 – Porque no te pones en marcha

    Esta también es una de mis favoritas y sucede muy frecuentemente.  Estás en etapa de investigación eternamente… compras cursos, lees libros, asistes a seminarios, sigues unos cuantos blogs, lees artículos cada semana (como este), aprendes, aprendes y luego…. Nada. No tomas acción, piensas y le das vueltas a todo.

    En mi opinión hay dos formas de hacer las cosas: la primera es contratar a un mentor (ahorras tiempo y dinero y te dice exactamente cuáles son los pasos que tienes que dar para poner en marcha y hacer crecer tu negocio – ya te conté que es la que yo misma elegí). La segunda, lo haces por las tuyas (sí, es probable que te tome más tiempo y unos cuantos dolores de cabeza) y comienzas. Harás algunas cosas a prueba y error, aprenderás algunas estrategias y las implementarás, evaluarás y medirás y en función de los resultados cambiarás (o no) para hacerlo mejor. Elige la que mejor vaya con este momento de tu vida pero ponte en marcha. No existe el escenario ideal donde ya defines absolutamente todo en el plano mental y luego lo implementas y zas! Un éxito!

Bonus track – Porque no tienes constancia en tus acciones

Aún si ya tienes un negocio funcionando y has tenido clientes, y te ha ido bien con ellos, y te han pagado buenas tarifas, y te has sentido enormemente feliz… tu negocio puede irse “al tacho” y puede dejar de funcionar. ¿Por qué? Porque necesitas hacer girar la rueda.

Hay actividades en tu negocio que necesitan constancia y debes enfocar una parte importante de CADA DÍA a realizarlas. Promocionarte (no es pasar 4 horas en redes sociales),  posicionarte en el mercado, colaborar con pares (para mutuo beneficio del negocio, no sólo por hacerlo), incrementar tu lista de contactos, consolidar una comunidad, hablar con potenciales clientes, etc son actividades que debes hacer siempre. Si consigues dos o tres clientes y de repente te dedicas 100% a ellos, o si te pones a desarrollar un nuevo servicio o curso y desapareces por unos meses, te aseguro que tu negocio lo va a sentir.

Ahora me encantaría que me contaras tu opinión, ¿Cuáles de estas “razones” han resonado más en ti hoy y qué es lo que harás para mantenerlas “a raya”? ¿Qué cosas estás dispuesto a hacer para sacar tu negocio adelante y qué no estás dispuesto a hacer? Espero tus comentarios en la caja de comentarios que tienes al final de esta página.



Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *